21 junio, 2018 Karen Falla

Google arremete contra las noticias falsas en la red

Desde el escándalo de las votaciones en EEUU en el 2016 hasta el caso de Cambridge Analytica, la propagación de posverdades (fake news) en la web se ha desmedido y ha dejado a los medios de comunicación perjudicados.

Ante esto, Google desde hace unos 6 meses ha realizado una serie de esfuerzos para que más medios noticiosos de prestigio puedan adaptarse y pasar con éxito de lo impreso a lo digital. Con esto no solo se busca que estén en la red sino también que puedan hacerle frente a las noticias engañosas. Philipp Schindler, gerente de Google, declaró “Nuestros usuarios verdaderamente valoran el periodismo de alta de calidad”.

Debido a esto y ante la crítica de que las plataformas en línea (redes sociales) estaban consiguiendo la mayoría de ingresos y de lectores, Google anunció que le pone fin a la política del “primer click gratis” en donde el primer artículo descubierto en una búsqueda de noticias debía hacerse sin suscripción y de manera gratuita. Y se implementa una política mucho más flexible en donde los editores pueden exigir una suscripción si lo desean en cualquier momento. Además, de percibir ganancias, esto generará que las empresas de noticias puedan tener más suscriptores que volaren verdaderamente la calidad de las mismas.

Google también anunció que proveerá a lo medios de comunicación los perfíles de los usuarios para que a los usuarios se les haga más fácil la suscripción y la posibilidad de que realicen pagos sin procesos de registro engorrosos. Por otra parte, en su “esfuerzo para ayudar a que el periodismo de calidad prospere en la era digital”. Se ha iniciado un  programa llamado Google News Initiative. Esta iniciativa recogerá proyectos periodísticos de todo el mundo y lo unirá con Subscribe With Google en donde los usuarios de Google reciben noticias verificadas acerca de los temas que le interesan.

Desde el año pasado, ya se viene trabajando en distintos métodos para vigilar contenidos no verificados en la red. Sin duda, todos estos esfuerzos son un gran paso para pelear con la desinformación. Google asume su responsabilidad y trata de combatirla pero ¿será suficiente?